Connect with us

Hi, what are you looking for?

Películas

¿Por qué el FBI observaba a Charles Chaplin?

Image from Shutterstock

Charles Chaplin: un inmigrante simbolizando el Sueño Americano. A través de su trabajo, abordó la situación de la sociedad estadounidense.

Charles Chaplin es reconocido como un ícono de la Época Dorada de Hollywood. Esto no solo por su popularidad y apariencia distintiva, sino también porque él y su arte reflejaron las tensiones políticas de la América de la posguerra. Es importante recordar que Chaplin era un emigrante que representaba el Sueño Americano. En su obra, era un activista político disfrazado, que abordaba de forma metafórica la condición de la sociedad estadounidense.

Esto llevó a que con el paso del tiempo, el actor se convirtiera en la obsesión de J. Edgar Hoover, el primer Director del FBI. Este individuo estaba decidido a eliminar al actor por sus supuestas inclinaciones comunistas. Para esto utilizó la tumultuosa vida amorosa de Chaplin para presentar un caso en su contra.

La fama de Charles Chaplin

El ascenso de Charles Chaplin a la fama se debió a su carisma natural, habilidad comercial y talento innovador para escribir, actuar, dirigir y componer. Todo esto sucedió en medio de un período de gran expansión, experimentación y transformación en la industria del cine.

Mientras trabajaba en los estudios Keystone, Chaplin creó su emblemático personaje del Vagabundo. El cual rápidamente se convirtió en la estrella más famosa, y lo interpretó en numerosos cortometrajes y largometrajes.

En 1917, el actor se convirtió en productor independiente, estableció su propio estudio en Hollywood y obtuvo libertad creativa. En 1919, Chaplin se unió a Mary Pickford, Douglas Fairbanks y D. W. Griffith para formar la United Artists Corporation, y estrenó una serie de películas exitosas como:

  1. The Kid (1921)
  2. La quimera del oro (1928) (que le valió a Chaplin su primer premio de la Academia)
  3. Luces de la ciudad (1931).

Discurso de Chaplin en El gran dictador

Es cierto que el actor siempre fue un pensador libre. Durante los años inciertos en el ámbito político durante el período de posguerra, Chaplin enfrentó críticas por sus simpatías políticas, incluida su defensa de una alianza con la Unión Soviética. Además, estaba preocupado por la ascensión del fascismo en Europa.

En 1940, estrenó una de sus películas más reconocidas hasta la fecha, la sátira política El gran dictador. En esta, Chaplin interpreta a los dos personajes principales: un barbero judío que vive en un gueto y Hynkel, el dictador fascista de Tomania.

El gran dictador es un claro ataque a Adolf Hitler y una imitación cómica de su figura. En esencia, Chaplin se burla del dictador alemán. Al final de la película, Chaplin, o su personaje, pronuncia un discurso en el que critica la derecha y defiende apasionadamente la democracia.

La película es generalmente considerada como una de las mejores en la carrera de Chaplin. Así como una de las mayores sátiras jamás realizadas y una de las mejores películas producidas en la historia de Hollywood.

A través del discurso de El gran dictador, Chaplin dejó en claro que simpatizaba con la izquierda. Aquellos que lo conocían bien sabían que temas como el desempleo, la pobreza y la proliferación de la derecha radical en Estados Unidos y en el resto del mundo le preocupaban. Su icónico personaje, El Vagabundo, simbolizaba al hombre oprimido por una sociedad capitalista, y reflejaba su empatía por la clase obrera.

El involucramiento del FBI

Estas opiniones llamaron la atención del FBI. Especialmente por las declaraciones de Chaplin en las que expresaba su admiración por la postura antifascista de los comunistas. A pesar de no identificarse como comunista, sus opiniones dejaban claro que no abrazaba el capitalismo:

“No soy comunista, pero me enorgullece decir que me siento bastante procomunista”.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Chaplin mantuvo amistad con individuos sospechosos de simpatizar con el comunismo, y asistió a eventos ofrecidos por diplomáticos soviéticos. A pesar de la presión, Chaplin se mantuvo firme en sus convicciones y jamás se disculpó por sus asociaciones. Como la de su amigo, el músico austriaco Hanns Eisler.

En su película Monsieur Verdoux (1947), Chaplin criticó abiertamente el capitalismo y resaltó la naturaleza destructiva de las guerras y las armas de destrucción masiva. Ese mismo año, el FBI inició una investigación en su contra.

“Hoy en día, si te bajas de la acera con el pie izquierdo, te acusan de comunista”, expresó el actor al enterarse de que el FBI lo vigilaba de cerca. Chaplin se mantuvo firme en su negativa a ceder ante las acusaciones. Ya que consideraba que el gobierno reprimía la libertad ideológica de la población.

Sus últimos años

Después de regresar a Estados Unidos para asistir al estreno de una de sus películas en Londres en 1952, el Fiscal General de Estados Unidos revocó su autorización para reingresar al país y le exigió una entrevista sobre sus opiniones políticas antes de permitirle regresar.

Chaplin optó por romper sus lazos con Estados Unidos, poniendo fin a su carrera en Hollywood. Decidió establecerse en Suiza y pasó sus últimos años editando sus películas antiguas para volver a exhibirlas. En 1975, la reina Isabel II le otorgó el título de caballero.

Después de experimentar un grave deterioro en su salud, falleció el día de Navidad de 1977. Dejando un legado imperecedero en el mundo del cine.

 

You May Also Like

Music

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Entretenimiento

A sus 82 años de edad, Don Francisco está lejos de creer que ha cumplido con su propósito en la vida Por el contrario....

Music

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos ducimus qui blanditiis praesentium voluptatum deleniti atque corrupti quos dolores.

Movies

Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt.